13 de octubre de 2009

RITUAL DEL DESPERTAR ANTICIPADO

Dormir menos pero con calidad. Generalmente dormimos más de lo necesario. Relájate antes de dormir. (Con música suave o una infusión) Levantarse cuando despunta el día para recibir un baño con los primeros rayos de luz de Sol. Los rayos del Sol liberan tu vitalidad y renuevan tu dinamismo emocional y físico. Es un remedio buenísimo, siempre y cuando sea con moderación. Lo importante es descansar bien, no dormir mucho. Los primeros 10 minutos al despertar y los 10 minutos previos al dormir influyen mucho en tu subconsciente. Lo primero y lo último que entra en tu mente cada día depende de ti. Determinando los pensamientos que entran en tu mente, estás determinando lo que saldrá. Cuanto mejor duermas, menos horas de sueño necesitarás. Una vez de pie, hay muchas cosas que puedes hacer. El principio fundamental que debes tener presente es la importancia de empezar el día bien. Piensa cosas positivas. Ofrece una oración de gracias por todo lo que tienes. Trabaja en tu lista de gratitudes. Escucha buena música. Y no olvides empezar con una sonrisa. Reír es una medicina para el alma. “No reímos porque seamos felices. Somos felices porque reímos” William James. Si vives cada día como si fuera el último, tu vida adopta una calidad mágica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario